Posts

Showing posts from March, 2014

Bienvenido Mr. Marshall o ¿Mr. Obama.?

Image
Amanecía hoy Bruselas envuelta en una atmósfera de caos: calles cortadas, cordones policiales y  una tensa espera que mostraba que algo importante iba a ocurrir. Algo muy relevante debe ser pensarán aquellos acostumbrados a los tradicionales atascos matutinos y la tranquila rutina de la capital europea no dada a grandes sobresaltos. La visita de un político en si no parece un acontecimiento extraordinario en una ciudad que acoge el gobierno central del mayor organismo supranacional a nivel Mundial del que forman parte 28 países con sus respectivos jefes de Estado y una legión de más de 40.000 funcionarios europeos.  Es cierto que la naturaleza de esta ciudad tan peculiar, con sus estrechas calles y pequeño tamaño no la convierten en la más indicada para acoger eventos de envergadura al contrario que Washington D.C como señala el periodista Gareth Harding (@garethharding) en su genial artículo : "Welcome to Brussels Mr. President". Sin embargo el presidente de los Estados Un…

El cubano del avión

Image
Las sonrisas forzadas de las azafatas, esas instrucciones de seguridad por megafonía ante la ignorancia generalizada, la voz solemne del piloto anunciando la climatología en el lugar de destino. Todo ello forma parte de  esa especie de ritual monótono que rodea todo viaje de regreso en el que uno cuenta las horas que le quedan para llegar a su destino mientras que por su mente cruzan una amalgama de imágenes y lugares visitados. 
En esa extraña sensación me encontraba al emprender el viaje de vuelta a Bruselas cuando de repente, al tomar asiento observé el extraño comportamiento de mi compañero de asiento. Sin apenas cruzarnos la mirada, pude ver a un señor de pequeña estatura, piel tostada ya en su madurez vestido con una curioso atuendo que sin levantar la mirada ojeaba atentamente las hojas del journal "Le Figaro" mientras que con la otra comía compulsivamente unas galletas sacadas de un gran bolsa transparente situada debajo del asiento. De inmediato, me dí cuenta que s…