de Guatemala a Guinea Bissau: La oscura ruta del narcotráfico





En un mundo bombardeado de noticias altisonantes, ciertas situaciones quedan en el anonimato. Es el caso de  la conexión de dos pequeños países como Guatemala y Guinea Bissau. Uno se preguntará que pueden tener en común dos pequeños países cuya relevancia en el panorama internacional es escasa y si destacan en algo es precisamente por ocupar los primeros puestos en las listas de mayor criminalidad, con una media de 7 homicidios diarios, y mayor nivel de pobreza respectivamente. Sin embargo, además de empezar por la misma letra, dichos Estados tienen punto de conexión muy fuerte, un hilo invisible para muchos que mueve enormes cantidades de dinero, el negocio del narcotráfico.


Ruta de la cocaína
              Al igual que ocurría en el Siglo XVI y XVII, época de las grandes travesías en el Atlántico, grandes buques negreros cruzaban el charco desde África para trasportar a esclavos al Nuevo Continente donde eran explotados como mano de obra barata en el llamado Comercio Triangular. Dicho comercio de gran relevancia en la época sigue siéndolo en el Siglo XXI pero la mercancía ya no son personas. El golfo de Guinea donde se sitúa este pequeño país, es un enclave estratégico para la entrada de la droga en Europa, Guatemala por su parte es la puerta de entrada a México y América del Norte. Ante la imposibilidad de encontrar grietas debido a la estricta seguridad impuesta por la Unión Europea, los barcos desde Latinoamérica prefieren atracar en suelo africano donde son bien recibidos. 

                Guinea- Bissau es una antigua colonia portuguesa que desde su independencia en 1974, tras la traumática caída de Salazar, no ha encontrado la estabilidad necesaria, sacudida por una serie de guerras y golpes de estado[1] que han llevado al país a la pobreza más extrema.[2] En este escenario anárquico, campan a sus anchas todas las redes de narcotraficantes llegados desde América latina, esencialmente ligadas al tráfico de cocaína, que además encuentran facilidad en el idioma portugués. Todo ello ha llevado a este país a ser considerado como el primer Narco-Estado del continente africano[3], neologismo que significa la situación de aquel Estado gobernado por los narcos donde el Estado de facto ha perdido toda legitimidad. 

                La situación de Guatemala no es mucho mejor, independizada de España desde comienzos del XIX, la cuna de los aztecas, ha sufrido todo tipo de penurias. Como describía el célebre novelista polaco Richard Kapuscinsky en su novela " Cristo con un fusil al hombro",  "Guatemala es y ha sido uno de los países más desgraciados de América Central, de toda América Latina, es el Vietnam de América central". Con un largo historial de asesinatos, golpes de Estado y la implacable tiranía de los Estados Unidos que convirtieron el país en su rancho personal[4], se ha convertido en uno de los países con mayor tasa de criminalidad del Mundo, solo superado por Honduras[5]. A los crímenes y el poder de los zetas, una de las bandas más peligrosas del mundo, se le une el ser punto neurálgico de la producción de cocaína, y punto de distribución en todo el Mundo. Paradójicamente esa cocaína es la que luego va a parar a Estados Unidos y Europa, mayores consumidores de esta droga muy asociada al ocio y cuyo origen es poco conocido. 
               

 Todo esto nos lleva a pensar hacia dónde vamos, como una situación tan dramática como este no ha salido apenas a la luz y en cambio nos bombardean con noticias absurdas que no pasan de ser meros sucesos de nuestra vida cotidiana. Mientras, miles de personas viven en situación de permanente angustia con una total incertidumbre de cuál va a ser su futuro y condenados a la ignorancia de la Comunidad internacional que no prestan atención a estas regiones del planeta por su escasa importancia estratégica. Parece que estas situaciones son de máximo interés por su implicación directa en el Mundo occidental y porque desgraciadamente  no hay negocio más lucrativo que el del narcotráfico. 




[1] El último tras la captura de su presidente en 2012

[3] http://www.euroxpress.es/index.php/noticias/2012/1/11/guinea-bissau-un-narcoestado-con-cocaina-para-europa/
[4] Los Estados Unidos controlan más del 70% del territorio a través de la United Fruits Company.

[5] http://www.elmundo.es/america/2009/10/22/noticias/1256226893.html






Popular posts from this blog

#Sinfronteras 5: Desde Colombia

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos