Conociendo a Jordi Evole y otros "profetas" del Siglo XXI



Ha pasado ya una semana desde que en mi breve estancia en mi ciudad, Málaga, decidí acudir a una charla organizada en la Térmica, Edificio de la Diputación, en la que el invitado era el presentador Jordi Evole. He de admitir, sin miedo a sonrojarme, que vivo en mi piso de Madrid sin televisión y tampoco la echo en falta. Evidentemente había oído hablar de su programa, Salvados, y movido por la curiosidad decidí acudir a esta charla. 

No tardé en comprobar que la expectación que levantaba su presencia superaba con creces lo que pensaba. Colas kilométricas, suspiros y gritos de ánimo hacia el presentador, y sobre todo una paciencia  sobrecogedora para poder ver aunque solo fuese un instante al famoso periodista. Contagiado por la locura colectiva, no tardé en sumarme al griterío sin confesar obviamente que ni siquiera había vista ningún programa. Durante la larga espera, más de dos horas y media, pude comprobar el  motivo por el que tanta gente aparentemente tan variopinta, desde familias, jóvenes adolescentes hasta respetables señoras se reunían para escuchar a una persona como esta. Todos coincidían en un punto, su labor como portavoz de una ciudadanía que muchas veces se desespera ante el hecho de que sus reclamaciones y sus quejas no son escuchadas. La labor de Jordi Evole rebasaba la del simple periodista, era un verdadero representante de muchos de los allí presentes.

Conocí a gente francamente interesante, del ámbito docente y de otros campos, gente con ideas y con conciencia social, un tipo de público que no se encuentra en muchos sitios. El propio periodista demostró que no no es un personaje al uso. Lejos de la mediocridad imperante decidió interrumpir su espectáculo y salir a la calle para calmar el enfado de muchos de los allí presentes que por cuestiones logísticas se habían quedado sin poder entrar. " No os prometo nada pero voy a luchar por que haya un segundo turno y así todos podáis ver la conferencia", todo un gesto de honradez por su parte que por lo menos se ganó mi respeto.

A partir de aquí el contenido de la conferencia fue interesante hablando sobre temas como la libertad de expresión en el ámbito periodístico o el necesario recorte de las administraciones públicas. Fueron muchos los que clamaban que ojalá se presentase a político ( En referencia al conocido movimiento 5 estrellas del cómico Grillo en Italia) ante lo que audazmente dijo que cada uno hiciese lo que sabía hacer, " zapatero a sus zapatos " como diría el refrán. Efectivamente, en un país como el nuestro donde el derecho a opinar es el más sagrado parece que cualquier persona puede opinar sobre todo y encima impartir cátedra. Ver a determinados periodistas hablando de si tal cual o cual reforma es buena para la economía o afirmar que la cadena perpetua debe reinstaurarse inmediatamente, da que pensar porque muchas veces ese público ajeno a otras fuentes se creen lo que les cuentan. Parece que los políticos ( no pretendo exculparles con esto pero tampoco demonizarles) se han convertido a los que todo el mundo tiene derecho a lanzarles la piedra escondiendo la mano. Si tanto saben sobre como gestionar un país aún están a tiempo de cambiar de profesión les diría a más de uno. 

Independientemente de esta pequeña crítica, lo que si es evidente es el enorme papel de los medios comunicación y en especial de ciertos periodistas como generadores de opinión. En un mundo ahogado en la sobreabundancia de información, los periodistas se han convertido en los nuevos "profetas", ya sea a través de cuentas de twitter, y otras redes sociales, su poder es inmenso y su impacto en la ciudadanía mucho mayor que el de muchos políticos. Ante este fenómeno, que probablemente sea un signo de los tiempos, hay que estar alerta siempre tratar de investigar, y nunca tragarse la información tal y como nos la venden sobre todo si se trata de opinión, solo de esa forma construiremos un ciudadanía "verdaderamente crítica", como reclamaba Evole capaz de defender sus derechos y conocer sus deberes. 

PD: Para los que siguen ese blog, que alguno hay por ahí, os digo que escribiré poco próximamente porque tengo ante mí el gran reto de acabar mis dos licenciaturas este año y eso merece un último esfuerzo )


Popular posts from this blog

#Sinfronteras 5: Desde Colombia

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos