Washington DC, En el corazón del sistema capitalista.

En Washington DC, con el obelisco a George Washington de fondo
Inicio aquí  mi segundo artículo de mi viaje por EE.UU, esta vez en Washington DC, capital de los Estados Unidos. Mi visita a Washington vino motivada por la celebración del primer encuentro de Antiguos alumnos de la Universidad Pontificia Comillas en territorio americano, todo un acontecimiento que no me podía perder. Además, tenía gran interés por conocer esta ciudad  concebida a imagen de semejanza de París por el Arquitecto Pierre L'Enfant a finales del siglo XVIII. 

Evidentemente, existen una serie de intangibles que uno no controla, sobre todo cuando se organiza el viaje con más de dos meses de antelación. En este caso se trataba del famoso Shutdowm, si esa palabra tan utilizada a lo largo del mes de Octubre que se refería a la extraña situación que vivió el país con todos sus edificios públicos cerrados, los funcionarios sin acudir a sus puestos de trabajo y todo por la incapacidad de Demócratas y Repúblicanos de alcanzar un acuerdo para aprobar el presupuesto.  Los ciudadanos achacaban la responsabilidad al Tea Party, miembros del partido republicano con poca experiencia parlamentaria dispuestos a tumbar la reforma  sanitario de Obama, " Obamacare", a cualquier precio. Finalmente se alcanzó un acuerdo a última hora que evitó la temida bancarrota (Default)Todo esto me impidió acceder a los edificios públicos y me quedé con las ganas de entrar en La National Gallery, la Biblioteca del Congreso o el Lincoln Memorial. Sin embargo, tuve la fortuna de encontrarme con un buen amigo que me acogió en su casa durante más de 4 días  alrededor del campus universitario de la American University, lo que me permitió disfrutar más si cabe mi estancia en la Capital.

Portada de la legendaria revista, the New Yorker, con motivo del Shutdown. 

Desde un primer momento, me explicaron que la ciudad estaba dividía en cuatro cuadrantes, de los cuales solo se podía visitar uno de ellos, el noroeste (NW) ya que los otros tres no eran nada recomendables. A efectos prácticos, esto suponía que solo podría visitar el 25 % de la ciudad, lo que me llevó a pensar la poca estima que los "washingtonians" sentían hacia su propia ciudad. Pronto me dí cuenta, que estaban en lo cierto, y que más allá de Pennsylvania Avenue, el nivel de indigentes en las calles, mayoritariamente afroamericanos, era más alto de lo habitual. Esto no debería sorprender en una ciudad considerada como una de las capitales de los sin techo incluso en Estados Unidos, país de grandes contrastes, Washington DC se lleva la palma con una media de 113 sin techo por cada 10.000 habitantes, muy por encima de los 20 de la media nacional según la State of Homelessness in America 2013 [1]

Con los grandes amigos que me acogieron en su casa en frente del Capitolio.
La crudeza de este dato contrasta con la belleza de una ciudad dotada de grandes avenidas, multitud de espacios verdes, una arquitectura con tintes neo-clásicos que muchas veces llevan a engaño sobre la verdadera antigüedad de los edificios. Lo que hizo de Washington DC la ciudad que es hoy fue la aprobación del famoso plan Mc Millan en 1902 que dotó de a esta urbe de una personalidad única.  Dicho plan  incluía el establecimiento de una altura máxima de los edificios, una serie de espacios reservados a zonas verdes y otros reservados a memoriales de eventos que aún no habían tenido lugar, dicha capacidad de anticipación me llamó bastante la atención. Por ejemplo si uno se dirige hacia el Lincoln Memorial pasando por el obelisco, se dará cuenta que a ambos lados hay memoriales de la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam así como un memorial a Martin Luther King, muchos de estos personajes aún no habían nacido cuando se concibió el proyecto. Esta ciudad por tanto ofrece infinidad de atractivos para los visitantes que pueden hacer algo que muy pocas ciudades americanas ofrecen, la de pasear horas y horas por sus parques sin estar continuamente pendiente del coche. A nivel de transportes  la ciudad ofrece infinidad de variantes, coche, una buena red de autobuses, servicio de bicicletas,  y un fantástico servicio de metro que deja en evidencia a la propia de red de transportes de Nueva York. Por tanto con su pequeño tamaño, apenas superior a los 500.000 habitantes, las distancias son muy accesibles en comparación con las de las grandes urbes norteamericanas.

Entrando en el plano social,Washington DC puede considerarse una ciudad liberal[2]. La presencia de los edificios federales y alto número de funcionarios que trabajan para organismos como el FMI, el B.I.D o el Banco Mundial entre otros provoca que la capital tenga un movimiento constante de trabajadores cualificados procedentes de todo el Mundo con un alto índice de rotación lo que sin duda enriquece el ambiente. Además instituciones académicas de la talla de Georgetown University o la American University le convierten en un punto de referencia intelectual.  Evidentemente el crisol de culturas está presente en sus calles y destacan grupos étnicos como los etíopes, con su Little Ethiopia,  o los chinos que cuentan también con su particular China Town.

En definitiva, Washington DC es una ciudad cautivadora, con un encanto especial que sin duda le da esa personalidad de la que carecen muchas ciudades norteamericanas. Personalmente, me ha atraído siempre el ámbito de los organismos multilaterales por tanto quien sabe si algún día puedo acabar por allí en una estancia más prolongada. Para culminar el viaje, fui invitado a visitar la embajada española y me atendieron muy bien dos embajadores que en ese momento preparaban la llegada de de Guindos para el encuentro anual del F.M.I.

En la Embajada Española. 

 A todo el que le guste la diplomacia y el ambiente internacional tiene en Washington DC una parada obligatoria, no se arrepentirá. 




[2] Según la última encuesta Gallup, El distrito Columbia ocupaba el primer puesto entre los Estados más liberales. Entre los más conservadores lideraban el ranking Missisipi y Alabama.  http://www.gallup.com/poll/152459/mississippi-conservative-state-liberal.aspx

Popular posts from this blog

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos

Mi aprendizaje en un país Musulmán en 2016