Sobre la oratoria y grandes discursos #1






He decidido diversificar algo más el contenido del blog y a raíz de ello, lanzo esta nueva sección dirigida a seleccionar discursos interesantes tanto en su forma como en su contenido con el objetivo de realizar un análisis sobre el valor añadido que estos aportan. A partir de la semana que viene iniciaré por tanto esta sección compartiendo con vosotros reflexiones sobre alguno de los discursos más recientes, concretamente había pensado en el de Antonio Banderas en los Goya, no obstante realizaré una encuesta: ( parte superior del blog) con distintas opciones para que votéis que discurso debe inaugurar la sección:.


Haciendo balance, ¿Cual sería la situación actual de la oratoria en España? En primer lugar, es evidente que se trata de una gran asignatura pendiente: el miedo escénico a la hora de realizar un discurso o el temor al ridículo hace que sean muchos los profesionales que deciden relegar esta faceta a un segundo plano con todos los problemas que ello acarrea. Este mal tan enraizado nace desde un sistema educativo mal concebido. Sin pretender menospreciar la importancia de otras asignaturas, la competencia de la "oratoria" es algo fundamental para tener una carrera exitosa y su enseñanza debería introducirse desde los primeros años escolares desde mi punto de vista. No en vano, ya anunciaba Aristóteles: ""La habilidad de exponer una idea es tan importante como la idea en si misma"de ahí la relevancia tanto el fondo como la forma o comunicación no verbal que, según estudios psicológicos, hoy aceptados por todos,  representan entorno al 90% de la comunicación ,esto demuestra que no solo hay que saber hablar sino cuidar la puesta en escena. A ello hay que añadirle el carácter transversal de esta habilidad, transversal porque independientemente del campo profesional al que uno se dedique, sea el campo de la medicina, la ingeniería o el derecho,en todos ellos está habilidad es necesaria. La reforma del sistema educativo mediante la introducción del tan discutido plan "Bolonia" contemplaba entre uno de sus objeivos potenciar esta capacidad: " no será un éxito inmediato  pero lo será a medio plazo porque Bolonia impulsa estas habilidades y capacidades", señalaba un rector de una conocida universidad española allá por el año 2011. Atiendo a la demanda del mercado laboral esto no debería ser una opción sino algo imperativo viendo el tipo de ofertas de trabajo y el perfil de profesional que se reclama hoy en día, por ejemplo pensando en el campo del derecho, debería ser impensable el dedicarse a la abogacía sin dominar plenamente la oratoria, sin embargo la realidad muestra que aún hay mucho que avanzar. 



Desde mi experiencia personal, confieso que hablar en público es algo que siempre me ha motivado y de ahí que dedicase parte de mi tiempo en la Facultad de Derecho a formarme en este campo. Desde la Universidad Pontificia Comillas, tuve la oportunidad de participar en Concursos de Debate. Todos ellos consistían en preparar con rigor y minuciosidad una argumentación sobre un tema aleatorio, defiendo una postura u otra,para posteriormente confrontarlo frente a otro equipo muy preparado en el tema en cuestión.El debate se desarrollaba bajo una normativa estricta con un tiempo tasado y un turno de réplicas siempre desde el respeto y la cortesía. Una vez finalizado el mismo, se recibía la puntuación por parte de árbitros especialistas y el correspondiente feedback. Esta cultura tan anglosajona, me permitió introducirme en un mundo apasionante donde el aprendizaje es ilimitado. Se trataban temas de todo tipo todos desde enfoque muy actual, aspectos como el futuro de la energía nuclear, el futuro del gigante Chino o las reformas del sistema educativo son solo algunos de ellos. Participé en el Torneo Unijes de Debate 2010 en Barcelona que reunía a Universidades de toda España y posteriormente en el Primer Torneo Interuniversitario de Colegios Mayores siendo finalistas en la edición de 2011( ver arriba), como capitán del Colegio Mayor San Pablo, además coordiné el Aula de Debate hasta el 2012 bajo la coordinación del ilustre señor Dr.Pedro Schwartz. Por tanto, puedo asegurar que el Debate me ha abierto innumerables puertas que me han ayudado a vencer ese desafío que supone hablar frente al gran público. De hecho durante mi etapa en Bélgica, realicé incluso una entrevista en francés sobre el proyecto de empresa que aparece en la parte superior.

En definitiva, hablar en público no debería suponer una tortura sino una magnifica herramienta que va a dotar de mayor fortaleza y convicción a nuestros mensajes. Si algo me ha quedado claro, en los distintos cursos que he realizado es que no hay nada que transmita más que la autenticidad, el ser uno mismo y proyectar ese mensaje en el discurso es mucho más poderoso que cualquier discurso memorizado sin el menor entusiasmo. Esto no implica caer en la informalidad sino en transmitir y convencer que es lo más complejo.Son muchas las herramientas a nuestro alcance, cursos para hablar en público como los reconocidos de Dale Carnegie o los cada vez más frecuentes cursos online: os recomiendo en particular el curso de " Public Speaking" en la Plataforma Coursera, impartido por la Universidad de Washington. No hay mayor miedo que el abandonar el terreno de lo conocido, os invito a adentraros en el "desconocido" Mundo de la Oratoria, ¡No os arrepentiréis!.

Popular posts from this blog

#Sinfronteras 5: Desde Colombia

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos