Somalilandia: ¿ Un nuevo Estado en África?

            

Ver al respecto artículo en www.ginrevista.com
  
  Hay determinado tipo de territorios que solo destacan por lo mal que hacen las cosas ocupando el podio en todos los Rankings que en materia de deméritos pueden darse. Ese dudoso honor le corresponde a aquellas naciones situadas en el cuerno de África que aparecen continuamente en los medios de comunicación ya sea por casos de piratería, terrorismo o la grave crisis alimenticia que afecta a la mayoría de sus habitantes.  El caso de Somalia es especialmente dramático convirtiéndose en autentico  punto neurálgico de terroristas, contrabandistas y piratas que hacen que en las calles impere la ley del más fuerte. Independizada en 1960, ocurrió lo que venía siendo habitual en el conjunto  de África  al construir "con escuadra y cartabón"[1] un país totalmente artificioso fruto de la alianza entre la Somalia Italiana y la Somalia Británica (Somalilandia). De nuevo se ignoraba la realidad tribal de un continente cuyas pautas de funcionamiento nada tienen que ver con las de Europa. Desde un principio el caos institucional se hizo patente dado que era difícil construir de la nada un Estado cuyas instituciones funcionaban de forma totalmente separadas. La capital se estableció en Mogadiscio pero de facto cada región ha ido funcionando por su cuenta desde entonces hasta el punto de que  desde hace bastante tiempo la capital ha perdido el control de su territorio.



 Al- Shabab[2], ocupan más del 50 % del territorio oponiéndose a cualquier tipo de injerencia occidental tanto militar como humanitaria. Además imponen la ley del terror organizando atentados terroristas de forma continua con el objetivo de acabar con el frágil foco de resistencia gubernamental, Gobierno transicional de Somaila apoyado por la vecina Kenia, e imponer la ley islámica.
Mapa de Somalilandia
               No en vano, Somalia encabeza en la actualidad el ranking de Estados fallidos. El término Estado fallido, introducido por la revista Foreign Policy, incluye en su Ranking de 2011 a Somalia como líder, revalidando esta posición año tras año. Son múltiples los factores que pueden explicar este fenómeno: el factor  terrorista, la pobreza endémica, etc lo que impide evaluar el problema de forma univoca.  En cuanto a la pobreza, el gobierno ha perdido el control de su territorio lo que mueve a los terroristas a monopolizar el control de los alimentos suministrandolo en las aldeas más pobres lo que le permite ganar ciertos adeptos entre la población. Por otro lado, las milicias de

                No obstante en el mismo seno del país hay una parte del territorio que no se siente identificado con esta realidad. Auto-proclamada independiente en 1991 tras varios años de lucha militar, la republica de Somalilandia (antigua colonia Británica) con capital en Hargeisha lleva funcionando como país desde entonces. No obstante aún no ha sido reconocida por ningún país, caso inaudito en el panorama internacional[3].Muestra de su independencia son el hecho de que funcionan con moneda propia, el chelín de Somaliland, y cuenta con su propia Constitución  que establece un modelo hibrido entre un sistema bicameral y el tradicional sistema de clanes. “Somaliland es un actor importante en una zona estratégica cuya cooperación con la Comunidad internacional es esencial para combatir los fenómenos del terrorismo y la piratería”, declaraba Mohamed Abdullahi Omar, Ministro de Asuntos Exteriores en una reciente entrevista concedida a The Economist en la que declaraba la necesidad de hacer un Referéndum soberanista tras la independencia de Sudan del Sur este mismo año. Lo cierto es que aunque no se puede considerar un país en desarrollo, su economía goza de mayor prosperidad que la de la vecina Somalia, siendo sus  principales fuentes de ingresos son la exportación de ganado y cereales a Oriente Medio y Etiopía. Con una población de algo más de 2 millones de habitantes, se muestran deseosos de la independencia en un territorio que no sufre tanto los estragos de la piratería y el terrorismo internacional. " Tenemos un país, un parlamento, prensa libre y empresas igual que en Londres o Nueva York", declaraba el periodista local Abdelhakim Mohamed en una entrevista concedida a la BBC.

Sin embargo ¿sería verdaderamente viable como Estado? Por un lado el nivel de desarrollo sigue siendo bajo y la coyuntura actual no es nada favorable. La crisis alimenticia que sufre el cuerno de África es dramática y afecta según informes de la Cruz Roja en la Región a más de 12 millones de personas que mueren falta de agua y alimentos. El transito de refugiados y ayuda humanitaria de un lado al otro de la frontera no invita a plantearse este tipo de debates independentistas. A nivel económico aunque cuente con relativa estabilidad, Somalilandia carece de recursos para auto-abastecerse aunque el reciente descubrimiento pozos de petroleo en el país puede representar una fuente de riqueza en un futuro próximo.  A nivel político han conocido ya varios procesos electorales en 2005 y 2010 con la presencia de observadores internacionales que catalogaron las elecciones como las más limpias en el continente africano en toda la década por la pluralidad de partidos y la ausencia de intervencionismo [4]  , algo inimaginable al otro lado de la frontera. Este oasis de progreso se ha convertido en un punto de mira de las milicias terroristas de la Región que pretenden acabar con cualquier atisbo de democracia. De hecho en el año 2008, se registraron varios ataques suicidas en la capital Hargeisha, dejando numerosas víctimas. Por último el miedo que existe en los países fronterizos y en la Unión Africana es que el reconocimiento de la independencia de este Estado sentaría un peligroso precedente y daría rienda suelta a las regiones independentistas del resto del continente. Además sus vecinos de Somalía alegan que en el fondo son un mismo país que comparte cultura y religión ( la musulmana suní) oponiéndose a una hipotética secesión.

                En definitiva, el caso de Somalilandia es el de un territorio que lanzó un canto a la esperanza intentando establecer en su seno un cierto sistema democrático[5] en circunstancias muy poco favorables. Por las razones expuestos evidente que concurren varias de las circunstancias para valorar su independencia: Una conciencia popular, instituciones propias, democracia en consolidación..etc No obstante, habrá que ser pacientes y lanzar el debate una vez que se estabilice la vecina Somalia. Llama la atención como a la Comunidad internacional solo le interesa resaltar aquellos aspectos relaciones con la violencia y las hambrunas del Cuerno de África y no se hacen eco de este iniciativas que si contasen con la cooperación necesaria del resto de países de la región, especialmente Kenia y Etiopia, y de la  Unión Africana podrían  llevar a una cierta normalización de una de las Regiones más pobres del planeta.


[1] Conferencia de Berlin de 1885 donde se trazo el mapa de Africa en función de los intereses coloniales y que en gran medida persiste en la actualidad.

[2] Rama de Al- Quaeda en el cuerno de Africa.

[3] En casos similares encontramos la Republica del Sahara o la República turca del Norte de Chipre reconocida por Turquia únicamente.

[5] No se puede considerar como una democracia autentica al estar vetados derechos fundamentales como el derecho de Asociación o la Libertad religiosa entre otros.

Popular posts from this blog

#Sinfronteras 5: Desde Colombia

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos