¡ No nos representan !



Desde que irrumpiese con fuerza el movimiento a mediados del pasado año, la influencia de los indignados ha ido el aumento hasta el punto de copar la portada del prestigioso semanario Time  ("The protester")como protagonistas de año del 2011.  Es aun pronto para analizar la magnitud  de este movimiento pero lo que está claro es que sus propuestas han ejercido una influencia incuestionable a nivel político. Sin ir más lejos, era irrisorio ver como gran parte de los partidos en España, en mayor medida el PSOE, intentaron incorporar a ultima hora sus demandas en sus programas electorales. La  irrupción del movimiento tanto en el panorama político español como internacional ha resucitado ciertos debates sin duda muy sanos para una  necesaria regeneración democrática. La naturaleza heterogénea del movimiento englobando a gente de muy diversas ideologías les llevó desde un primer momento a asumir el modelo asambleario a la hora de tomar sus decisiones.




En España el movimiento del 15-M con sus celebres acampadas en Sol organizó distintas comisiones para facilitar la organización pero las grandes decisiones se tomaban a mano alzada entre todos los congregados en las distintas asambleas. Dicho modelo es una manifestación clara de la democracia directa que muchos de ellos reclamaban con carteles como " no nos representan" o "no  les votes" que se multiplicaban en las plazas públicas de nuestro país. Hastiados de la clase política, los indignados hicieron un canto a la abstención aunque sin demasiado éxito en última instancia. Pero ¿significa esto que no creen en la democracia representativa?. Sin llegar a este este extremo es evidente la demanda de una mayor democracia directa

      A raíz de todos estos movimientos, El eterno debate ha resucitado con más fuerza. Una mayor democracia directa implica una mayor participación de los ciudadanos en debate político del día a día, una especia de democracia auto-gobernante. Su plasmación puede darse a través de Referendos donde se someta a consulta gran parte de los decisiones democráticas. Con el desarrollo de Internet, se plantea la opción de desarrollar la e-democracy que conllevaría una participación de los ciudadanos vía Internet en los decisiones ciudadanas. Los inconvenientes de ello es que en el fondo crearía una minorista elitista, aquellos que tienen Internet, privando a muchos de participar en el debate. Además se critica que de esta forma se pervierte la naturaleza de la democracia que consiste en la discusión en el espacio público algo que no parece compatible con el anonimato que ofrece Internet. Aunque sin duda el argumento de más peso es que dicho sistema solo sería posible en comunidades muy pequeñas de lo contrario si se debiesen someter todas las decisiones a consulta se tardaría tanto que no se avanzaría en nada. Por otro lado los referendos podrían aprovecharlos los políticos para emplearlos como plebiscitos y de este modo medir su popularidad entre los votantes.  Pese a todos sus inconvenientes es legitimo reclamar un mayor control sobre la actividad de los políticos durante su mandato. La legitimidad de origen que le otorga el poder en las urnas debe ir unida a una legitimidad de ejercicio que  justifique su elección durante su estancia en el cargo. 

Existen en el mundo ciertos ejemplos de democracia directa sin necesidad de remontarnos a la antigua Grecia, el más llamativo de todos es el que se da en algunos cantones en Suiza. El país helvético es uno de los mayores ejemplos de democracia directa en el Mundo [1] al someter  gran parte de sus actuaciones a a Referéndum algunos de ellas no exentos de polémica. Dos de sus cantones Glarus y Appensell, llevan a cabo Asambleas anuales ( Abril, Mayo) en un modelo de Consejo Abierto  en los cuales participan todos sus ciudadanos( Landgemeinde) donde se decide la revisión constitucional cantonal, se aprueban proyectos de ley, presupuestos, o se elige gobierno. No dejan de ser casos minoritarios pero sin duda interesantes a la hora de valorar las ventajas que puede ofrecernos una mayor democracia directa. No veo viable personalmente establecer este tipo de sistemas en un país como España aunque creo que si se podrían implementar modelos de democracia directa como  el de la e-democracy, reclamada por los indignados, que darían mas calidad a nuestro sistema democrático.


[1]  Por ejemplo se consultó en Suiza en 2009 si se debían eliminar los minaretes de las mezquitas provocando gran polémica entre los musulmanes de aquel país.

Popular posts from this blog

#Sinfronteras 5: Desde Colombia

las Monarquías en el Mundo ( I )

#Sinfronteras 4: Desde Marruecos